Fracturas, testimonio de una relación entre lo natural y lo humano Pangea es el supercontinente que hace 200 millones de años comenzó a fracturarse y disgregarse; un proceso que hoy continúa. “Fracturas” son revelaciones del proceso de domesticación de la naturaleza por parte del ser humano. Son carreteras que no llevan a ningún lugar, descampados, solares que se publicitan, grietas de antigüos acuíferos. Es un testimonio de la relación infatigable de conquista del entorno, a base de fracturas y cicatrices, resultantes la búsqueda del poder y la riqueza.