"Niño, deja ya de joder con la pelota" (en esos Locos Bajitos de Serrat) Frase que no solo ha sonado en mi repertorio musical, también en la calle, en los rincones y espacios donde doce pares de zapatillas intentabamos marcar el tanto ganador. "¿se puede?" cualquier espacio era suficiente para montar un campo, un recorrido de obtáculos...una más que se incorporaba a inventar una tarde de juegos. ¿Seguimos jugando? Dónde, de qué manera....¿no se juega?